Termina una nueva temporada agridulce

32935276_2044665269082088_2032731875721609216_n

Un nuevo año se va para la familia del Real Oviedo Femenino y de nuevo la sensación con la que se quedan sus componentes es la de un regusto agridulce tras todo lo vivido en el segundo año consecutivo en el que el ascenso de categoría se le escapa entre las manos.

Tas una parte dulce que fue la temporada regular en la que las jugadoras apoyadas por los aficionados consiguieron importantes triunfos en el campeonato liguero de Segunda División, llegaba la fase de ascenso a la que por segunda campaña consecutiva se llegaba con la ilusión y moral para buscar cumplir con el objetivo de retornar a la élite del fútbol femenino nacional.

Primer partido en tierras riojanas y el dulce comenzó a perder su sabor, en dos desafortunadas jugadas la pelota terminó en el fondo de la portería defendida por Cheza y el único equipo que propuso algo de juego y quiso llevarse el partido, se vino para casa con un resultado en contra del todo inmerecido de 2-0.

Una semana después llegaba el partido de vuelta, el escenario era el mejor posible para los intereses del equipo con unas instalaciones del Requexón hasta la bandera de aficionados que a pesar de no tener charanga para amenizar el encuentro, dieron muestra de que cuando el amor por unos colores se siente como en la Capital del Principado basta con la voz para ayudar a sus jugadoras durante los noventa minutos de partido.

Sobre el campo se vio un nuevo calco de lo que había sido el partido de ida, un Real Oviedo Femenino llevando el peso del juego y siendo el único que intentaba plantear acciones de ataque, ante un equipo riojano que se dedicaba más a las pérdidas de tiempo y a evitar que las carbayonas realizaran su juego por todos los medios.

Al descanso se llegó con empate a cero por lo que el tiempo de remontada se esfumaba muy rápidamente, en el minuto 63 Isina apretaba la eliminatoria al transformar un penalti para las locales que tuvieron varias ocasiones para completar la remontada y llevar el partido al tiempo extra, incluyendo un gol que el colegiado que tuvo una actuación de cero o por debajo anuló por una falta a la portera que él y pocos más vieron en el campo.

Al final no pudo ser y el cuadro carbayón tendrá que jugar de nuevo la próxima campaña en la Segunda División Femenina, una categoría que lleva dos temporadas dominando por completo y en la que paseará una nueva campaña con la cabeza muy alta gracias a haberse dejado el cien por cien durante todos los encuentros que ha disputado una campaña más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s